May 25

Aniversario 139 de nuestra logia

El próximo día 31 de mayo nuestra Respetable y Benemérita Logia Hijos de la fe Masonica de Sagua la Grande, arribara a su 139 cumpleaños, por lo que el domingo 4 de junio a las 10:00 am, celebraremos en nuestro taller en Sesión de Confraternidad nuestro aniversario, posterior a la sesión se llevara a cabo una actividad Fraterno-Cultural con la actuación del Solista Yusmany López y el grupo humorístico Carcajada. Se ofertará un almuerzo, y otras ofertas gastronómicas. Los invitamos.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Abr 10

CELEBRADO 15 ANIVERSARIO DE ACACIAS EN SAGUA

El pasado 2 de abril tuvo lugar en nuestra madre logia la celebración del 15 aniversario de creación de la logia Hijas de la Acacia 106, la cual fue fundada el 24 de marzo de 2002. La celebración se realizo en tenida blanca y estuvieron presentes representantes de otras logias y ordenes, así como los hermanos masones, padrinos de dicha logia. A nuestras acacias las mas grandes FELICIDADES

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Dic 12

Simón Bolívar

Bolivar_Arturo_MichelenaSimón José Antonio de la Santísima Trinidad Bolívar y Ponte Palacios y Blanco, mejor conocido como Simón Bolívar ( escuchar), (Caracas, Capitanía General de Venezuela, 24 de julio[nota 1][3] de 1783—Santa Marta, Colombia, 17 de diciembre de 1830) fue un militar y político venezolano; Libertador de Venezuela, Nueva Granada, Perú y fundador de las Repúblicas de Colombia y Bolivia. Fue una de las figuras más destacadas de la emancipación americana frente al Imperio español y contribuyó de manera decisiva a la independencia de las actuales Bolivia, Colombia, Ecuador, Panamá, Perú y Venezuela.

En 1813 le fue concedido el título honorífico de Libertador por el Cabildo de Mérida en Venezuela que, tras serle ratificado en Caracas ese mismo año, quedó asociado a su nombre. Los problemas para llevar adelante sus planes fueron tan frecuentes que llegó a afirmar de sí mismo que era «el hombre de las dificultades» en una carta dirigida al general Francisco de Paula Santander en 1825.

Participó en la fundación de la Gran Colombia, nación que intentó consolidar como una gran confederación política y militar en América, de la cual fue Presidente. Bolívar es considerado por sus acciones e ideas el Hombre de América y una destacada figura de la Historia Universal, ya que dejó un legado político en diversos países latinoamericanos, algunos de los cuales lo han convertido en objeto de veneración nacionalista. Ha recibido honores en varias partes del mundo a través de estatuas o monumentos, parques, plazas, etc. De igual forma, sus ideas y posturas política-sociales dieron origen a una corriente o postura llamada bolivarianismo.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Dic 05

Antonio Maceo

dddAntonio de la Caridad Maceo y Grajales (Santiago de Cuba, 14 de junio de 1845 – Punta Brava, 7 de diciembre de 1896) fue un general cubano, segundo Jefe Militar del Ejército Libertador de Cuba. Apodado «El Titán de Bronce», Maceo fue uno de los líderes independentistas más destacados de la segunda mitad del siglo XIX en América Latina.

El Titán de Bronce .General Antonio Maceo en uniforme.

Su carrera militar con el Ejército Libertador Cubano comenzó cuando su padre, junto a él y varios de sus hermanos, se unieron al alzamiento de Carlos Manuel de Céspedes como soldados. Por su valentía en el combate, sus habilidades estratégicas y su ejemplar disciplina ascendió por toda la escala militar del Ejército Libertador Cubano, desde el grado de sargento, obtenido tras su primer combate, hasta el del Mayor General, este último demorado por demasiado tiempo, a causa del racismo aún existente entre muchos civiles del gobierno de la República de Cuba en Armas. A su preclara inteligencia y virtudes personales unía un excepcional vigor físico, en una estatura de más de seis pies, lo que le permitió,junto a sus excepcionales cualidades como combatiente, resistir y sobrevivir a 27 heridas, sumando las de bala y de arma blanca. Su fortaleza y coraje excepcionales le valieron el sobrenombre de “Titán de Bronce”, que ha quedado hasta el día de hoy como el apelativo preferido de los cubanos para nombrar al prócer.

Reconoció especialmente como jefe y maestro al gran estratega dominicano Máximo Gómez, quien con el correr de los años se convertiría en el General en Jefe del Ejército Libertador de Cuba. El uso del machete como arma de guerra por parte de Gómez, como sustituto más cómodo del sable español y por la escasez de armas de fuego y municiones de los mambises, fue adoptado por Maceo y sus tropas, en las que cargaba en la caballería como uno más.

Fue el responsable, junto al propio Gómez, de encender la campaña rebelde en el extremo oriental de Cuba, en Guantánamo, región conocida por su españolismo y supuesta mansedumbre de sus esclavos. Sin embargo, en tan sólo cuatro meses toda la provincia estaba alzada en armas y los españoles sólo eran capaces de controlar la propia ciudad de Guantánamo, Imías y Caimanera, perdiendo sobre todo el control de las ricas zonas cafetaleras de la región.

Al caer en combate el caudillo camagúeyano Ignacio Agramonte y partir Gómez para tomar el mando del Camagüey, quedaron Antonio Maceo y Calixto García como los máximos responsables de la guerra liberadora en la provincia de Oriente. Siendo capturado Calixto García en un combate desafortunado para las armas mambisas, Maceo quedó prácticamente a cargo de todo el departamento oriental, salvo quizás la región de Las Tunas, donde el caudillo regionalista y Mayor General Vicente García era prácticamente el amo absoluto de los campos.

Fue precisamente Vicente García quien comenzó una serie de acciones políticas e intercambios epistolares que sembraron la división en las filas independentistas, hacia el último bienio de la Guerra de los Diez Años. Las sediciones militares de Lagunas de Varona y Santa Rita, dirigidas por García, conocido también como el León de las Tunas, minaron la unidad de las tropas independentistas y favorecieron el clima regionalista de la región de Las Villas, impidiendo a la larga la imprescindible invasión militar al Occidente de Cuba. A todos estos eventos se opuso firmemente el entonces Brigadier General Antonio Maceo, adalid de la disciplina militar y obediencia al gobierno revolucionario. Las intenciones divisionistas y los propósitos imprecisos y oscuros del General Vicente García fueron rechazadas de plano por Maceo cuando el León de las Tunas, ansioso de protagonismo pero sin objetivos claros en su conducta, buscó su apoyo para el establecimiento de un supuesto nuevo gobierno revolucionario.

El estancamiento político y la no invasión a Occidente propiciaron un languidecimiento de la Revolución, de lo cual se aprovechó el general español Arsenio Martínez Campos, militar de honor que ofreció garantías de paz, amnistía para los revolucionarios y reformas legales a cambio del cese de las hostilidades, que para 1878 cumplían 10 años. Al mismo tiempo, el gobierno español de Cuba seguía concentrando fuerzas para cercar a las huestes mambisas, cada vez más escasas.

Antonio Maceo fue uno de los líderes cubanos que rechazó la firma del Pacto del Zanjón, que puso fin a la Guerra de los Diez Años. Él y algunos otros mambises (soldados independentistas) se reunieron con Arsenio Martínez Campos el 15 de marzo de 1878 para discutir los términos de la paz, pero Maceo protestó estos términos porque no cumplían con ninguno de los objetivos de los independentistas: la abolición de la esclavitud y la independencia de Cuba. El único beneficio era la amnistía para los que habían luchado y la manumisión para los negros que habían peleado en el Ejército Libertador. Maceo no reconoció este tratado y no se acogió a la amnistía. Este encuentro, considerado una de las páginas más dignas de la historia de Cuba, fue reconocido como “La Protesta de Baraguá“. Como detalle anecdótico puede añadirse que a sus oídos llegaron tímidas propuestas de hacer una encerrona al general español, de reconocidas aptitudes militares y diplomáticas, para atentar contra su vida, pero las rechazó con tal energía que los “comunicadores” de la idea prácticamente huyeron de su campamento.

Luego de respetar el tiempo de tregua para la entrevista (unos pocos días), Maceo reinició las hostilidades. Para salvar su vida, el gobierno de la República de Cuba en Armas le encomendó entonces la casi imposible tarea de recaudar fondos, armas y soldados para una supuesta expedición armada, pero su gestión fue prácticamente nula, por el desaliento creado incluso entre los emigrados a causa de la Paz del Zanjón.

Más tarde Maceo y Calixto García en Nueva York planearon una invasión a Cuba que dio inicio a la también fracasada Guerra Chiquita en 1879, en la cual no peleó directamente por haber sido enviado Calixto García delante como jefe principal, con vistas a evitar la exacerbación de los prejuicios raciales que actuaban contra Maceo, fundamentalmente a causa de la propaganda española, que lo acusaba de buscar una guerra de razas, calumnias que rechazó dignamente en repetidas ocasiones.

Luego de cortas estadías en Haití (donde se le persiguió y se le trató de asesinar por gestiones de los consulados españoles allí radicados) y Jamaica, finalmente se radicó en Costa Rica, en la provincia de Guanacaste, donde el Presidente de esa nación le asignó labores de organización militar y una pequeña finca para residir. Allí fue contactado por José Martí, el Apóstol cubano, para iniciar la Guerra del 95, llamada por él la “guerra necesaria”.

Maceo, escarmentado de lo inadecuado de poner impedimentos leguleyos civiles a las acciones militares en condiciones de guerra, tuvo un breve pero intenso intercambio epistolar con Martí en el que advertía de esos males que habían dañado la Revolución de Yara (1868-78), pero Martí le informó de su fórmula de “…el Ejército, libre, pero el país, como país y con toda su dignidad representado” y le convenció de las amplias probabilidades de éxito si la contienda se preparaba cuidadosamente. Como condición demandó que la jefatura militar máxima estuviese en manos de Máximo Gómez, lo cual fue aprobado sin reservas por el Delegado del ya constituido Partido Revolucionario Cubano. En Costa Rica enfrentó revólver en mano otra intentona de asesinarle a la salida de un teatro, que terminó fatalmente para uno de sus agresores.

En 1895, junto a Flor Crombet y otros oficiales de menor rango, Maceo desembarcó en las inmediaciones de Baracoa (extremo oriental de Cuba) y luego de rechazar un intento español de capturarle o matarle, se internó en las montañas de esa región. Luego de muchas vicisitudes logró reunir un pequeño contingente de hombres, que rápidamente creció con los grupos ya alzados en armas en la región de Santiago de Cuba. En la finca de “La Mejorana”, Maceo se entrevistó con Gómez y Martí, en lo que evidentemente fue una reunión desafortunada por los fuertes desacuerdos entre Martí y él respecto a la constitución de gobierno civil, por la que Maceo no se pronunciaba a favor. Poco después el Héroe Nacional de Cuba (Martí) caería en combate en Dos Ríos (confluencia de los ríos Contramaestre y Cauto).

Partiendo de Mangos de Baraguá (lugar de la histórica protesta ante Martínez Campos), Maceo y Gómez, al mando de dos largas columnas mambisas, llevaron brillantemente la hazaña de la invasión militar del occidente de Cuba, llegando Maceo a Mantua a finales de 1896. Esta proeza estratégica la hicieron Maceo y Gómez luchando contra fuerzas numéricamente muy superiores (en ocasiones les quintuplicaban). Utilizando alternadamente tácticas de guerrillas y combates abiertos, agotaron al ejército español, que no pudo contener la Invasión a pesar de las dos sólidas Trochas Militares construidas para ello y la superioridad abrumadora en hombres y técnica militar. Las ansias de independencia y la crueldad de la oficialidad española hicieron que los habitantes rurales del occidente respondieran con un entusiasta apoyo económico y en hombres para las tropas independentistas. Esto provocó la puesta en vigor del plan del Capitán General Español, Valeriano Weyler, para la Reconcentración de Weyler. En estos campos de concentración perdió la vida casi un tercio de la población rural del país.

Al contrario de lo esperado por Weyler, la Reconcentración engrosó rápidamente las filas de los mambises, prefiriendo muchos campesinos una probable muerte en combate a una segura muerte por hambre. En 1896, luego de reunirse con Gómez en la Habana, cruzando la Trocha de Mariel a Majana por la bahía del Mariel, retornó a tierras de Pinar del Río, donde sostuvo cruentos combates contra tropas numéricamente muy superiores, mandadas por generales españoles famosos por sus éxitos militares en África y las Filipinas y con artillería y las armas más modernas de infantería disponibles en la época. Después de diezmar las tropas españolas contra él enviadas, volvió a cruzar la Trocha militar con vistas a marchar hacia Las Villas o Camagüey, donde planeaba reunirse con Gómez para planificar el curso ulterior de la guerra y con el gobierno para disminuir las diferencias entre el gobierno de Cuba en Armas (presidido por Salvador Cisneros Betancourt) y los altos mandos militares del Ejército Libertador, relacionadas con dos aspectos: los nombramientos de mandos militares intermedios y el reconocimiento de la beligerancia por las potencias extranjeras y la aceptación o no de ayuda militar directa. La posición de Maceo, en esos momentos, era aceptar la ayuda económica y alijos de armas por parte de potencias europeas y aún de los Estados Unidos, pero se oponía enérgicamente a la ayuda militar directa por parte de los norteamericanos.

Muerte

Sus planes de reunión con Gómez y el gobierno en armas no llegaron a cumplirse. En las cercanías de Punta Brava, finca de San Pedro, Maceo avanzaba solamente acompañado de su escolta personal (dos hombres), el médico de su Estado Mayor, el Brigadier General José Miró Argenter y una pequeña tropa de no más de 20 hombres. Cuando intentaban cortar una cerca para continuar la marcha, fueron detectados por una fuerte columna española, que abrió un intenso fuego. Al lograr cortar una parte de la cerca y decir “¡Esto va bien!”, Maceo fue alcanzado por dos disparos: uno en el torso, no grave, y otro que luego de quebrarle la mandíbula le penetró en el cráneo. Sus compañeros no pudieron transportarle y huyeron, y junto a él quedó solamente el Teniente Francisco Gómez Toro, hijo de Máximo Gómez, quien voluntariamente enfrentó a la columna española dirigida por el comandante Cirujeda para proteger el cadáver del general. Luego de ser herido de bala varias veces, los españoles lo remataron a machetazos, dejando los dos cuerpos abandonados, sin saber la identidad de los caídos.[1][2]

Los cadáveres de Maceo y Panchito fueron recogidos al día siguiente por el Coronel habanero Aranguren, quien al saber lo ocurrido se dirigió de inmediato al lugar. Luego fueron enterrados en secreto en la finca de dos hermanos, quienes juraron guardar el secreto hasta que Cuba fuese libre e independiente y pudieran llevarse a cabo los honores fúnebres y militares correspondientes.

Actualmente, los restos mortales de Antonio Maceo y Grajales y Francisco Gómez Toro descansan en el monumento del Cacahual, cercano a los límites de la antigua finca de San Pedro, y es lugar de peregrinación de los cubanos. Es ya una tradición que las graduaciones de las academias militares cubanas se realicen junto al Cacahual.

Antonio Maceo y Grajales no solamente fue una figura clave en el movimiento independentista cubano de la segunda mitad del siglo XIX, además de un genial estratega militar. Su pensamiento libertario, basado en el honor y la virtud, marcó el pensamiento de la generación que le siguió, junto al pensamiento vasto y abarcador de José Martí y puede decirse que continúa viviendo entre lo mejor de la juventud cubana. Siendo masón, en su epistolario se puede leer más de una vez su credo basado en “Dios, la Razón y la Virtud”.

De filiación política democrática, expresó muchas veces su simpatía por la forma de gobierno republicana, pero hizo hincapié en buscar la fórmula para la “libertad, igualdad y fraternidad”, aludiendo a los tres principios básicos de la Revolución Francesa y definiendo la búsqueda de la justicia social. Cuando se le intentó reclutar para la causa anexionista, respondió a un interlocutor: “Creo, joven, que esa sería la única forma en que mi espada estaría al lado de la de los españoles…” y previendo las ansias de expansión de los Estados Unidos (daba por sentado que Cuba alcanzaría la independencia), expresó su frase más conocida, en una carta a un patriota y amigo:

«El que intente apoderarse de Cuba, recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha».

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Oct 20

Recibe la Gran Logia de Cuba carta del Presidente Barack Obama

carta-obamaEn la visita realizada a Cuba por el Sr. Presidente de los Estados Unidos de Norteamérica Sr. Barack Obama, nuestra Gran Logia de Cuba de A:.L:. y A:.M:.fue Invitada al Teatro Alicia Alonso, donde el Sr. Presidente dirigió la palabra al pueblo de Cuba.

En un gesto de elemental cortesía nuestra Gran Logia de Cuba, a nombre de todos los masones cubanos obsequió un cuadro de nuestro VH. y Apóstol José Julián Martí y Pérez, obra del Artista de la Plástica, VH.  Eduardo Méndez con una dedicatoria en la cual agradecíamos su presencia en nuestra Patria.

En la mañana de hoy recibimos por correo ordinario una Carta donde agradecía el cuadro a el dedicado.

Y para general conocimiento enviamos una foto del Documento, que será entregado al Museo Nacional Masónico para que sea guardado como recuerdo, para las futuras generaciones.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Oct 07

Sesionó en Santiago de Cuba la Alta Cámara de la Gran Logia Masónica de Cuba

sep-2016Recientemente sesionó en Santiago de Cuba la Alta Cámara de la Gran Logia Masónica de Cuba, un encuentro que salió de La Habana por vez primera en los últimos 34 años.

Como parte de la reunión, que tiene lugar cada seis meses, el Gran Maestro, los grandes funcionarios y una representación de los venerables maestros de las logias masónicas de Cuba, presentes en esta ciudad, rindieron honores en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia al Héroe Nacional, José Martí y al Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes.

martiAsimismo, iniciaron el sendero de masones en el cementerio, primero de su tipo en el archipiélago, sembraron un árbol de Acacia –símbolo masónico de la vida y la inmortalidad– detrás del busto del Gran Maestro mártir José Andrés Puente, ubicado en la avenida de los libertadores y calle 4, y participaron en una gala artística cultural con talento local en el teatro Martí.

De la misma forma, en la mañana, rindieron tributo al Mayor General Antonio Maceo, con el depósito de una ofrenda floral en la plaza de la revolución que lleva su nombre.

 

 

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Sep 28

EL HOMBRE QUE HIZO GIRAR EL MUNDO OTRA VEZ

f070201c“Esta es la mía”, exclamó Osorio, el intrépido, cuando escuchó aquel día, mientras trabajaba en su taller, una entrevista radial donde el Gran Maestro de la masonería cubana pedía colaboración para echar a andar otra  vez la esfera terrestre que corona al emblemático edificio  habanero, propiedad de esa  organización fraternal.

Bayamés de nacimiento, la vida de este hiperquinético electricista e innovador de  la fundición guanabacoense  Vanguardia Socialista, daría  para el guion de una telenovela de enredos, celebridades  y creatividad.

En su identificación oficial reza como Ramón Eurípides Osoria Cabrera, pero jura  y perjura que una confusión  registral varió con el tiempo  su primer apellido, legado de  su padre Francisco Eurípides  Osorio Osoria, descendiente  de renombrados mambises.

A punto de cumplir sus 68 años el próximo 31 de agosto, Osorio llegó a La Habana  cuando era niño, justo hacia  1955, año en que abrió sus  puertas el Gran Templo Masónico de La Habana, en la  céntrica esquina de Carlos III  y Belascoaín.

“Hace un tiempo iba yo en una guagua y un niño le preguntaba a su abuela por la ‘bolita del mundo’ sobre el edificio —contó—. Le comenté a  Julio Manuel Morúa, el jefe de  mantenimiento de mi fábrica,  cuyo bisabuelo fue general independentista y también tuvo  parientes masones, quien me  animó a echar una mano.

“Pero no fue hasta que escuché al Gran Maestro en la emisora Habana Radio cuando me dije: ‘arranca para allá’, y me presenté a ver cómo podía ayudar”.

Pero no era la primera vez que la inventiva de Osorio salía de los talleres de  Vanguardia Socialista. Apasionado por las artes y la  electricidad, presume de su  vieja amistad o nexos con relevantes personalidades de la  cultura cubana, historias que  vienen desde su niñez y luego  de cuando era camarógrafo  del cine aficionado.

Rita Montaner, Alicia Alonso, María Teresa Linares, Santiago Álvarez, son algunos de los nombres cercanos que menciona este hombrecillo locuaz, quien, sin embargo, expresó: “no tener suerte” en su  vida, porque paradójicamente  hoy no posee ni techo propio,  como consecuencia de un complicado conflicto familiar.

No obstante, con una alegría contagiosa habla de sus  otros arreglos anteriores en  la Escuela de Ballet, el Museo de la Música o el Instituto  de Literatura y Lingüística.  “Nunca estudié nada en academias, solo un curso de idioma ruso por la televisión”, sonrió al explicar su empirismo autodidacta.

El trabajo

Hacía más de 15 años que la esfera terrestre rotatoria en la cúpula del Templo Masónico no funcionaba. Según  rememoró Orestes Calzadilla  González,  presidente de la comisión de edificio adscrita al  gabinete de trabajo del Muy  Respetable Gran Maestro de  la Gran Logia de Cuba, hubo  un intento por echarla a andar hacia finales de la primera década de este siglo, pero  aquella costosa reparación no  duró más de 20 días.

Una nueva dirección de la organización fraternal, que resultó electa en el 2015 y regirá hasta el 2018, puso entre  las prioridades de su labor la  atención a este inmueble de  valor patrimonial, pero con  múltiples afectaciones por la  desatención integral, las modificaciones en su interior y  la pobre cooperación de las  entidades que hoy lo habitan.f070301c

Eso explica por qué a inicios de este año el Gran Maestro de la masonería, I.P.H. Lázaro Faustino Cuesta Valdés,  33, interrumpió una de sus  reuniones de trabajo cuando supo que un electricista a  quien nadie allí conocía quería verlo, para ofrecerle su  ayuda de forma voluntaria.

Lo demás parece fácil, ahora cuando lo narran sus protagonistas. “En un día hicimos el trabajo”, recordó José Enrique Manito López, hermano de la Logia, empleado del edificio y uno de los  cuatro ayudantes que secundaron a Osorio en su labor de  reconocimiento y rescate del  antiguo mecanismo, junto con  Alexis Domínguez, Jorge Luis  Arrebato y Denis Caballero.

Primero hubo que comprobar el buen estado y darle  mantenimiento al viejo motor  trifásico General Electric de  los años 50 que impulsa a la  “bolita del mundo”, asunto  donde fue clave la participación del innovador de la empresa Vanguardia Socialista.

Luego hubo que revisar y limpiar todos los cables eléctricos, rodamientos y engranajes mecánicos, adaptar y empalmar las nuevas correas  que ponen en movimiento las  poleas para hacer girar el eje  de la esfera terrestre, y calzar  el motor en la posición exacta  de modo que su propia fuerza  no partiera las cintas.

“No hice el trabajo solo. Solo compulsar la idea y compartirla con los demás”, reconoció Osorio con modestia.

f070101cUn símbolo de la ciudad

Cuando el pasado 23 de marzo, poco antes de caer la noche y después de todo un día  de intensa labor, la Tierra  comenzó a rotar de nuevo sobre el edificio masónico, hubo  aplausos, fotografías colectivas en la azotea, satisfacción  colectiva. “La pasamos bien,  nos divertimos cantidad”, resumió Osorio.

Para Cuesta Valdés esta esfera planetaria sobre la principal sede de la masonería en el país —actualmente  con alrededor de 26 mil 500  integrantes en 324 logias—  representa la universalidad  de esta organización fraternal, en una construcción que  en su momento fue simbólica  para el resto del continente.

“Es la brújula para saber que en el templo un grupo de hombres trabaja por el mejoramiento humano”, valoró el Gran Maestro, para enseguida reconocer el aporte  desinteresado de Osorio, al  ofrecerles su tiempo, conocimientos y resultados.

Por eso la “bolita del mundo” —como le llamamos popularmente desde nuestra niñez la mayoría de quienes habitamos en La Habana— funciona de lunes a viernes, entre las siete y las once de la noche aproximadamente, mientras sesionan las nueve logias que acoge el Gran  Templo. También la activan  cuando ocurren acontecimientos masónicos relevantes  o eventos nacionales e internacionales de su membresía.

f070401c

“El objetivo es cuidarla”, explicó Calzadilla González. El administrador del edificio apuntó como propósitos más inmediatos retocar la pintura del globo terráqueo con el concurso de un alpinista integrante de la organización, quien  también pondría a punto el  imponente reloj de la fachada,  cuyo mecanismo interno de relojería ya se arregló también.

“Mi satisfacción —concluyó Osorio, nuestro singular  anirista— es dejar una huella  en algo que les preocupaba  a las personas en la ciudad.  La gente se preguntaba por  qué no daba vueltas la bola.  Yo soy el ′culpable′ de que el  mundo gire otra vez”.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Jul 22

La francmasonería moderna

FreeMasonLa masonería actual no puede considerarse como una sociedad secreta, sino discreta, en razón a la apertura de diversas logias en todo el mundo, mostrando incluso los ritos que se consideraban secretos. La masonería es una institución constituida horizontalmente, las logias son autónomas y solo obedecen en ciertos aspectos ritualisticos y administrativos a sus referentes nacionales. No existe un órgano o institución que represente u organice a la masonería mundial o universal, ya que existen diferencias substanciales e incluso irreconciliables entre: un rito y otro, entre una obediencia y otra, entre un país y otro, incluso entre una logia y otra de la misma obediencia y localidad; al punto de afirmar con toda certeza que no existe la masonería como organización global y estructurada mundialmente, lo que desvirtúa por completo y definitivamente la idea de la conspiración masónica.

La masonería actual es considerada una escuela iniciática (espiritual) y moral, que persigue el desarrollo del hombre para el bienestar de la humanidad, que solo es posible conseguir mediante el estudio científico y moral de las cosas, con la finalidad de conocerse a uno mismo. Estos estudios se desarrollan dentro de las logias y con fines educativos en todos los aspectos humanos; los métodos de enseñanza se desarrollan en un primer momento utilizando las herramientas de mitos y símbolos, y en uno posterior, mediante las ciencias o artes liberales (trívium y quadrivium) que su enseñanza fue perseguida en diversos momentos históricos, de ahí su devenir en que dicha enseñanza fuera secreta a través de esta institución.

Todas las religiones y todas las posiciones políticas son aceptadas en la masonería y estas no son temas de discusión en las logias, ya que el respeto y la tolerancia es un principio elemental de la masonería, lo que elimina cualquier controversia entre la masonería, la religión y los grupos políticos. Por otra parte existen diversas organizaciones secretas u ocultas que se les atribuye un carácter masónico, que no tienen, de ahí que las diversas ideas, interpretaciones y expresiones negativas contrarias a la masonería, son meramente reminiscencias históricas, expresiones sin fundamento y desconocimiento absoluto de la institución al día de hoy

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Jul 18

Masonería en Sagua. Inicios

Logia“Virtud Número 17”es la más antigua de Sagua.En 1867 llegó a Sagua ,procedente de Camagüey,Don José Apolonio Morales como arquitecto municipal y aprovechó para introducir la Gran Logia Masónica del Gran Oriente y las Antillas que representaba a algunos amigos, naciendo así la Logia “Virtud Número 17” como la primera de Sagua y se estableció en casa de Don Guillermo de Zaldo,frente al muelle municipal (Ribera,esquina E.J. Varona, gran casona de madera que desapareció en 1894 durante la gran inundación).La Logia fue denunciada como “conspiradora” contra el gobierno de España en la Isla y toda su directiva fue a prisión por algún tiempo hasta que el Capitán General Lersundi les consiguió la libertad,siendo él mismo masón.
“Hijos de la Fe Masónica”;En 1878 se organizó comenzando sus trabajos el 31 de Mayo en una casa de altos que existió en Marta Abreu esquina Colón hasta 1888 en que fue destruida por el ciclón. Las reuniones preliminaries habían sido en las casas de Don Carlos Alfert y Leiva , y de Don Jaime Bonet que fue su Primer Venerable Maestro.Los demás cargos lo ocuparon: Primer Vigilante:Juan Ansley; Segundo Vigilante:Carlos Alfert; Orador:José Martell; Secretario: Antonio Zelada; Tesorero: Teovaldo Gulmell; Primer Experto:Emilio Dubois; Maestro de Ceremonias:Marino Canicer; Hospitalario: Joaquín Fuentes Vigil; Guarda Templo Interior:José Selva; Primer Diácono: Rafael López Silvero; Segundo Diácono: José C. Gómez; Orador Adjunto:Agustín M. Martín; Secretario Adjunto: Julio Cueva; Diputado a la Gran Logia:José Arcadio Ansley.Tras la destrucción de la su local por el ciclón,Don Carlos Alfert donó un terreno donde se levantó el gran templo en 1914 que hoy conocemos.En 1925 la directiva la componían: Venerable Maestro:Leopoldo Quintero; Primer Vigilante: Ramón Isoba; Segundo Vigilante: Federico Marino Tabares; Tesorero:José Blanco; Secretario: José Pallí; Hospitalario:Manuel Gayol; Maestro de Ceremonias: Antonio Peñaranda; Orador:Francisco Rosales Morera; Primer Diácono:Ramón Cuervo Lombera; Segundo Diácono: Manuel Caballero Guardado; Guarda Templo: Manuel Caballero Torres; Diputado ante la Gran Logia: José William.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

May 03

Grados

Los tres grados de la masonería son:

  1. Aprendiz – es el primer grado, el de los iniciados, con el que una persona se vuelve masón; en este grado el masón se enfrenta consigo mismo y debe de superarse, empezando a controlar sus pasiones (exceso de los 5 sentidos).
  2. Compañero – es un grado intermedio, donde el masón se dedica a aprender; en este grado el masón ve como el mundo exterior lo percibe y aprende a percibir el mundo exterior.
  3. Maestro – es el tercer grado, en el cual se requiere que el masón participe en la mayor parte de los aspectos de la logia y de la masonería. En este Grado el masón es enfrentado con la realidad de la muerte, se enfrenta con la inmortalidad del alma y la vida eterna.

Los tres grados representan tres etapas del desarrollo personal. No hay, para los masones, un significado único de estos tres grados; conforme un francmasón va trabajando en cada uno de los grados y estudiando, interpretará estos grados en función de su desarrollo personal, y su única obligación será cumplir con las normas de la logia para la que trabaja.[3] Una estructura simbólica común y una serie de arquetipos universales le servirán a todo masón para encontrar sus propias respuestas a las preguntas filosóficas de la vida.

No hay ningún grado en la francmasonería que sea superior al grado de maestro.[4] Si bien algunas órdenes masónicas tienen otros grados con números, estos otros grados se consideran de perfeccionamiento al grado de maestro y no promociones del mismo.[5] Un ejemplo de ello es el Rito Escocés, que confiere grados desde el número 4 hasta el número 33.[6] Para alcanzar estos grados adicionales, es necesario ser maestro masón. Su administración depende de un sistema paralelo al de las logias azules o de artesanos; dentro de cada organización hay un sistema de oficios, que confiere rangos únicamente dentro de ese grado o dentro de esa orden.

En algunas jurisdicciones, en particular las de Europa continental, se les solicita a los masones que elaboren artículos sobre temas filosóficos, y que los presenten en público en la logia. Hay una extensísima bibliografía de artículos, revistas y publicaciones masónicas, que incluyen abstracciones y lecciones espirituales o morales de calidad diversa, manuales prácticos acerca de la organización y el manejo de los ritos, y también artículos históricos y filosóficos que merecen un gran respeto académico.

Share and Enjoy

  • Facebook
  • Twitter
  • Delicious
  • LinkedIn
  • StumbleUpon
  • Add to favorites
  • Email
  • RSS

Entradas más antiguas «